EEUU promete proveer vacunas a otros países sin cambiarlas por «favores políticos»

Antony Blinken, secretario de Estado, admitió que existe una “creciente desesperación” en ciertas partes del mundo por frenar las nuevas olas de la pandemia de Covid-19 y aseguró que su país se está “moviendo lo más rápido posible” para poder ayudar con vacunas, que son serán intercambiadas “por favores políticos”.

“Estamos explorando opciones para compartir más con otros países en el futuro. Creemos que estaremos en condiciones de hacer mucho más en este frente”, dijo el funcionario de acuerdo a la agencia de noticias AFP.

Sostuvo que su país pretende demostrar “al mundo una vez más lo que el liderazgo y el ingenio estadounidenses pueden hacer» contribuyendo a poner fin “a una de las pandemias más mortíferas de la historia de la humanidad”

Además, resaltó que Estados Unidos “no cambiará las vacunas por favores políticos. Se trata de salvar vidas».

Admitió que en ciertas partes del mundo hay una «creciente desesperación» por frenar las nuevas olas de la pandemia, por lo que aseguró que su país se está “moviendo lo más rápido posible” para poder ayudar con la provisión de vacunas.

Estados Unidos es la nación más golpeada por la pandemia, cuenta con un registro de 30,8 millones de casos positivos y 555.000 muertos, de acuerdo al reporte sanitario más reciente.