El extraordinario traslado de las momias y reyes de Egipto por las calles de El Cairo

La procesión salió del museo centenario, acompañada por extras vestidos con trajes faraónicos, en carros tirados por caballos, al son de los tambores de una banda de música y con música sinfónica de fondo.

Los egipcios pudieron presenciar un desfile de los antiguos gobernantes de su país, en el que 22 momias (18 reyes y cuatro reinas) fueron transportadas desde el Museo Egipcio a su nuevo lugar de descanso a 5 km de distancia.

Con un estricto operativo de seguridad, acorde al estatus de tesoro nacional, las momias fueron reubicadas en el nuevo Museo Nacional de la Civilización Egipcia.

Fueron transportados con gran fanfarria en el orden cronológico de sus reinados: desde el gobernante de la dinastía XVII, Seqenenre Taa II, hasta Ramsés IX, que reinó en el siglo XII a. C.

Fotografía: AFP

La más famosa de las 22 se correspondía a Ramses II, considerado el faraón más conocido del Imperio Nuevo —gobernó 67 años— y recordado por sus credenciales de guerrero y su documentado legado, que incluye templos emblemáticos como el de Abu Simbel. Junto a él ha desfilado la reina Hatshepsut, que dirigió el país como regente durante años y se declaró faraona pese a que una mujer no podía ostentar el título. También ha marchado Thutmose III, el hijastro de Hatshepsut que pasó a la historia por las campañas militares que lideró y que consolidaron a Egipto como superpotencia.

Cada momia fue transportada en un vehículo decorado y con amortiguadores especiales, seguido por una caravana que incluía réplicas de carros de guerra tirados por caballos.

Si bien las antiguas técnicas de momificación originalmente preservaron a los faraones, para este desfile se los colocó en cajas especiales llenas de nitrógeno que ayudó a protegerlos contra las condiciones externas.

Las calles a lo largo de la ruta también fueron repavimentadas para que el viaje fuera más fluido.

Fotografía: AFP

«El Ministerio de Turismo y Antigüedades ha hecho todo lo posible para asegurarse de que las momias fueran estabilizadas, conservadas y embaladas en un ambiente de clima controlado», dijo Salima Ikram, profesora de Egiptología en la Universidad Americana de El Cairo.

Las momias fueron descubiertas en 1881 y 1898 en dos escondites en las ruinas de Tebas, la antigua capital de Egipto, la actual Luxor en el Alto Egipto.

Si bien la mayoría de los restos de los antiguos gobernantes se llevaron de Luxor a El Cairo en barco por el Nilo, algunos fueron transportados en el vagón de primera clase de un tren. Fueron alojados en el icónico Museo Egipcio y fueron visitados por turistas de todo el mundo durante el siglo pasado.

Como en todo el mundo, Egipto experimentó un fuerte aumento en las infecciones por covid-19 hace un año, pero luego de una disminución en el número de casos y muertes, se levantaron las restricciones a las reuniones al aire libre que hicieron posible este desfile.

Un viaje al Valle de los Reyes

Las autoridades de Egipto esperan que el nuevo museo, que se inaugura completamente este mes, ayude a revitalizar el turismo, una de las principales fuentes de divisas para el país. La industria ha sido golpeada por turbulencias políticas durante la última década, y más recientemente por la pandemia.

Las nuevas exhibiciones ahora se ubicarán en la Sala Real de las Momias y estarán abiertas al público en general a partir del 18 de abril.

La sala ha sido diseñada para que los visitantes experimenten la ilusión de estar en el Valle de los Reyes en Luxor.

Por otra parte, el próximo año se abrirá un nuevo Gran Museo Egipcio que albergará la famosa colección de Tutankamón, cerca de las pirámides de Giza.

«Maldición de los faraones»

Si bien fue considerado como un evento grandioso, e incluso entretenido, las momias de Egipto han sido asociadas históricamente con la superstición y los malos augurios.

Recientemente, Egipto ha sufrido una serie de desastres. La semana pasada, decenas de personas murieron en un accidente de tren en Sohag, Alto Egipto, mientras que al menos 18 personas murieron cuando un edificio se derrumbó en El Cairo.

Luego, mientras los preparativos estaban en su apogeo para el traslado de las momias, el canal de Suez quedó bloqueado por el carguero MS Ever Given durante casi una semana.

Es por ello que algunos usuarios de las redes sociales se preguntaron si el mito de «la maldición de los faraones» podría estar tras todo eso.