Senado posterga el tratamiento de la suspensión de los aumentos salariales

El proyecto que plantea retrotraer el aumento salarial a funcionarios del Congreso Nacional, no fue tratado el jueves en la sesión ordinaria. Solo 13 de 45 senadores votaron dispuestos a anular las subas salariales.

El Senado postergó sin fecha el tratamiento de la ley que busca dejar sin efecto los aumentos salariales concedidos en plena pandemia a un privilegiado grupo de funcionarios por decisión del presidente del Congreso Óscar Salomón (ANR, Añetete).

La ley, que mantiene el incremento entre funcionarios que no ganan sueldo mínimo, señala que el recorte será enviado a Salud Pública para insumos. El aumento significó unos G. 14.000 millones en el Presupuesto 2021 y la devolución sería de G. 8.000 a 10.000 millones.

El tratamiento del proyecto fue postergado, tras propuesta de los senadores del Frente Guasu, acompañados de la bancada de Colorado Añetete y los liberales, Hermelinda Alvarenga y José Ledesma.

Al respecto, el presidente del Senador, Óscar Salomón, mencionó que la Mesa Directiva decidirá cuándo tratar el proyecto.

Cabe recordar que el tratamiento del proyecto ya había sido postergado hace unos días por la Comisión de Hacienda, presidida por la senadora del Frente Guasu, Esperanza Martínez, quien defendió el aumento salarial a los funcionarios. La senadora planteó la postergación apelando a la “compresión” de la ciudadanía y los medios con el supuesto fin de redactar un proyecto sin fisuras legales.

En total serían unos G. 12.000 millones en aumentos a los funcionarios del Congreso Nacional, según se pudo constatar en la lista de beneficiarios.

Se necesitaban 23 votos para que el pleno se convirtiera en comisión, pero solo 13 legisladores votaron por el sí. Otros 13 senadores votaron por la postergación entre ellos todos los del Frente Guasu; Hermelinda Alvarenga (PLRA, llanista); José Ledesma (PLRA); los oficialistas Blanca Ovelar, Óscar Salomón y Lilian Samaniego (excartista), además de Pedro Santacruz (PDP).

Hubo 19 ausentes, casi todos ellos evitando dejar constancia de su voto y se desconectaron durante el tratamiento del punto. Estos fueron los colorados abdistas, cartistas e independientes. También cinco llanistas y dos liberales independientes.

Entre los ausentes en el momento de la votación se destacaron varios colorados como Juan Afara, Martín Arévalo, Antonio Barrios, Arnaldo Franco, Rodolfo Friedmann y Javier Zacarías Irún.

Fue el liberal Blas Llano quien sugirió el tratamiento que no tuvo éxito.

Los casos que causaron más indignación por los abruptos aumentos son las directoras de Gabinete de la Presidencia, Stella Maris Rojas González, y de la oficina “Diplomática y Consular”, María José Florentín; la jefa de bancada del Frente Guasu Mercedes Canese, etc.