Media sanción para ampliar pena de cárcel para conductores ebrios que causen accidentes fatales

El proyecto de ley “Que modifica el Art. 107 de la Ley Nº1160/1997, Código Penal”, con el cual se busca elevar la pena de cinco hasta a ocho años de cárcel para los conductores en estado etílico culpables de accidentes de tránsito, ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados.

Uno de los proyectistas, el diputado liberal Rodrigo Blanco (Central), dijo que el proyecto texto establece que en caso de una acción culposa que cause la muerte de otro, el responsable será castigado con pena privativa de libertad de tres a ocho años y ya no con un máximo de cinco años o multa como lo hace el Código Penal actualmente.

La presidenta de la Comisión Nacional para Reforma Penal, diputada Rocío Vallejo (PPQ-Central), salió al paso de Blanco y manifestó que una elevación de penas no solucionará el problema de fondo, ya que la reparación del daño ya está prevista en la ley vigente, y quien va preso es quien no tiene para llegar a un acuerdo o cuando la contraparte no acepta la reparación del daño.

Vallejo también se manifestó en contra del diputado colorado Hugo Ramírez (Capital), quien solicitó el rechazo del texto, con el argumento de que, si bien el fin es noble, puede ser ampliado a través de la modificación de la ley de tránsito donde podría anexarse temas como la suspensión de la licencia de conducir de forma anual o de por vida.

En medio del debate, el diputado proyectista refirió que la sociedad se siente conmocionada por las leves sanciones penales impuestas para los conductores ebrios que protagonizan accidentes de tránsitos con derivaciones fatales.

“Realmente son muy leves, en comparación al daño que, de por vida, ocasionan a las familias afectadas, terminando, en la mayoría de los casos, en la reparación del daño que nunca es suficiente”, destacó.

Tras el debate, el proyecto obtuvo 26 votos a favor y sólo 16 en contra, con lo que fue aprobado y remitido a Cámara Alta para su estudio.