Proveedora de oxígeno advierte desabastecimiento si Salud no paga deuda

Una empresa proveedora de oxígeno reclama a Salud Pública el pago de casi 26.000 millones de guaraníes para garantizar la provisión del producto.

La empresa La Oxigena Paraguaya S.A. (LOPSA), proveedora del oxígeno medicinal, advirtió del riesgo de desabastecimiento al propio ministro de Salud, Julio Borba, debido a que el Estado les adeuda más de G. 25.000 millones. 

Mediante una nota remitida el pasado 16 de marzo al ministro de Salud, Julio Borba, el gerente comercial de LOPSA, David Villalba, solicitó el pago de poco menos de la mitad de los cerca de G. 26.000 millones que adeuda el gobierno a la proveedora de oxígeno para poder sostener la provisión de uno de los insumos más vitales en la lucha contra el covid.

Fotografía de la nota remitida.

“Tal es la gravedad de la situación en la que nos encontramos que, para poder seguir con la provisión a diferentes hospitales del país del vital producto, imperiosamente necesitamos la cancelación del valor de la deuda mencionada en el punto (II) -unos G. 13.695.736.230- hasta la fecha 23/03/2021, lo cual nos devolvería de nuevo la posibilidad operativa de la producción, adquisición y entrega de los productos medicinales a los hospitales”, indica la nota.

Los mismos incluso reclaman deudas judicializadas que datan de 2011-2012, pero el mayor monto corresponde a los gasto por provisión en los últimos tiempos. Los mismos explicaron que la alta demanda por la pandemia también los impacta y ante la imposibilidad de cobrar la deuda, se ven en riesgo de imposibilidad de provisión.

La firma proveedora pide a Salud que avise si no puede cumplir con el pago en la forma requerida, para que así pueda avisar a los hospitales que ya no podrán contar con el oxígeno líquido medicinal proveído por la misma.

La directora de Administración y Finanzas del Ministerio de Salud, Rita Villalba, indicó que ya se puso en contacto con responsables de la empresa para que puedan retirar parte de lo adeudado. 

Desde el Ministerio de Salud afirman que esta semana desembolsaran unos G. 1.600 millones que esperan que impidan que la empresa suspenda la provisión.