Resultados falsos test Covid-19 aparentemente son vendidos a través de Facebook

Tres ciudadanos argentinos que pretendían tomar un vuelo hacia su país natal fueron descubiertos con resultados de Covid-19 fraudulentos, por lo que se les negó el embarque. Al ser interrogados, manifestaron haber conseguido los resultados falsos a través de Facebook.

Los viajeros entregaron sus pruebas de laboratorio al personal de salud del Silvio Pettirossi, cuando se preparaban para abordar un vuelo en la víspera, sin embargo al escanear los códigos QR se descubrió que los resultados hacían referencia a una misma persona, pero no era de ninguno de ellos.

El Dr. Francisco López, coordinador de Vigilancia y Control de Fronteras sostuvo que al escanear el código QR se vio que las pruebas pertenecían a una misma persona que se había hisopado entre los meses de julio y en noviembre de 2020. Con esto se evidencia que la prueba fue triplicada; “los tres contaban con el mismo código QR, pero con datos distintos”, señaló el funcionario de Vigilancia de la Salud.

Tras comprobarse la adulteración del resultado, se negó el embarque a los tres implicados.

Los afectados fueron interrogados y cayeron en contradicciones. Primero manifestaron que las pruebas de hisopado se habían realizado en el puesto de la caminera de San Lorenzo, pero luego terminaron confesando que lo compraron tras solicitarlo a través de Facebook.

Los implicados detallaron que tras hacer el pedido en la red social, fueron contactados por un desconocido que les pidió los datos personales y la suma de 200.000 guaraníes. El documento adulterado fue remitido vía Telegram. Luego del envío, según declaraciones de los extranjeros, la persona desconocida exigió que se elimine el mensaje.

El hecho fue denunciado ante el Departamento de Delitos Económicos de la Policía Nacional y derivado a la Fiscalía.

Las personas que sean sorprendidas utilizando métodos como este par intentar viajar, se exponen a penas privativas de libertad de hasta 3 años o multa, tal y como lo establece el Artículo 251 del Código Penal respecto a la producción de documentos públicos de contenido falso.