Dios “no puede bendecir el pecado”: El Vaticano dice no al matrimonio homosexual

La Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano decretó que la Iglesia Católica no puede unir en matrimonio a dos personas del mismo sexo, y fue aprobado por el papa Francisco.

Este lunes el Vaticano decretó que la Iglesia Católica no puede bendecir las uniones entre personas del mismo sexo, ya que Dios “no puede bendecir el pecado”.

Esta fue la respuesta que emitió la oficina de ortodoxia del Vaticano, la Congregación para la Doctrina de la Fe, a una pregunta sobre si el clero católico puede bendecir las uniones homosexuales.

La respuesta, contenida en una explicación de dos páginas publicada en siete idiomas y aprobada por el Papa Francisco, fue “negativa”, según informa el portal de noticias Infobae.

El decreto distingue entre la bienvenida y la bendición de la iglesia a las personas homosexuales, que defiende, pero no sus uniones. El Vaticano sostiene que los homosexuales deben ser tratados con dignidad y respeto, pero que el sexo homosexual está “intrínsecamente desordenado”.

La enseñanza católica sostiene que el matrimonio entre un hombre y una mujer es parte del plan de Dios y está destinado a crear una nueva vida y dado que las uniones homosexuales no están destinadas a ser parte de ese plan, no pueden ser bendecidas por la iglesia, según el documento.

Dios “no bendice ni puede bendecir el pecado: bendice al hombre pecador, para que reconozca que es parte de su plan de amor y se deje cambiar por él”, refiere.