Diputados aprueban ley y México se encuentra a un paso de la legalización de la marihuana recreativa

La cámara de diputados de México aprobó ayer la ley que aprueba la marihuana recreativa y establece mecanismos como los clubes de consumidores para el acceso a la sustancia. La ley ya había sido aprobada en la cámara de Senadores pero fue modificada nuevamente por los diputados, por lo que deberá volver a la cámara alta para su aprobación.

Con 316 votos a favor, 129 en contra y 23 abstenciones, la cámara baja avaló la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y las reformas de la Ley General de Salud y del Código Penal. La votación se produjo más de dos años después de que la Corte Suprema de México dictaminó que la prohibición de la marihuana recreativa en el país era inconstitucional y más de tres años después de que el país legalizó el cannabis medicinal.

La medida aprobada permite a los usuarios fumar marihuana y, con un permiso, cultivar un pequeño número de plantas de cannabis en casa. También otorgaría licencias a los productores —desde pequeños agricultores hasta productores comerciales— para cultivar y vender la cosecha.

Aunque el Senado ya aprobó la iniciativa en noviembre del 2020, deberá ratificar ahora las modificaciones hechas por la Cámara de Diputados antes de que el presidente Andrés Manuel López Obrador promulgue la ley.

La Comisión Nacional de Adicciones supervisará el proceso de producción, desde la siembra hasta la cosecha, y dará los permisos para crear asociaciones o clubes de consumo. Las asociaciones tendrán entre dos y 20 miembros mayores de 18 años, con un máximo de cuatro plantas por socio y menos de 50 plantas de marihuana por grupo.

El Estado también promoverá campañas para inhibir el consumo en menores de 25 años. Las empresas que comercialicen la marihuana para consumo lúdico deberán atenerse a un etiquetado estricto con la leyenda “solo para venta en México”, tener empaques sellados a prueba de niños y poner advertencias sobre los efectos nocivos a la salud, similares a las de las cajetillas de tabaco.

Con más de 120 millones de personas, México representaría el mayor mercado de marihuana del mundo por población. De aprobarse la ley, sería el tercer país americano en legalizar la marihuana recreativa, junto con Uruguay y Canadá.