La justicia brasileña anula las condenas contra Lula da Silva

A pesar de que este fallo no declara al ex presidente como inocente, sí reconoce que hubo irregularidades en el proceso judicial y que Lula no tuvo un juicio justo.

El juez del Tribunal Supremo de Brasil Edson Fachin resolvió hoy que la sala que juzgó a Lula da Silva en el año 2018 no era competente, y anuló los cuatro procesos por los que el ex presidente fue condenado por corrupción. Este fallo inesperado se da tras un recurso presentado por Lula, quien no pudo presentarse a las elecciones contra Bolsonaro por la pérdida de sus derechos políticos con dos de los procesos.

Lula había sido condenado a doce años y un mes de cárcel, y estuvo preso hasta noviembre del 2019, cuando salió de la cárcel gracias a un fallo del Tribunal Supremo.

Los casos anulados son concernientes al célebre apartamento de Guarujá, una finca en Atibaia y otros dos procesos relacionados con el Instituto Lula. Según decretó el juez Fachin, los casos no debieron juzgarse en Curitiba, donde Sergio Moro lo condenó por corrupción y lavado de dinero, sino en el Distrito Federal, a donde serán derivados ahora.

Con este fallo los cuatro casos comienzan de cero, por lo que Lula recupera sus derechos políticos y podría ser candidato en las próximas elecciones presidenciales, a ser celebradas en el 2022. El ex mandatario afirmó que se siente joven y con fuerza para intentar un tercer mandato.