Jugadora profesional de Call of Duty es asesinada por un jugador de otro equipo en Brasil

Ingrid Oliveira Bueno, la víctima, era una jugadora profesional de Call of Duty: Mobile, un juego para celular que simula el uso de armas de fuego. Fue encontrada muerta en la casa de Guilherme Alves Costa, quien también es jugador de Call Of Duty, y se entregó a la policía luego de que su hermano llamara a denunciar el asesinato.

El joven de 18 años Guilherme Alves Costa, conocido como Flashback en el mundo gamer, fue detenido tras ser acusado de matar a puñaladas a Ingrid Oliveira Bueno, de 19 años, jugadora profesional de videojuegos en Brasil, conocida como Sol en las disputas virtuales mundiales de Call of Duty: Mobile. Sol pertenecía al equipo FBI e-sports y Flashback era miembro del equipo GamersElite, ambos equipos rivales en las competencias del videojuego.

Guilherme habría planeado el asesinato de Ingrid hace ya tiempo, y la habría atraido a su casa para matarla a puñaladas, grabando videos que envió a sus compañeros de equipo. El acusado admitió al ser interrogado por la Policía que su intención era asesinar a la jugadora de Call of Duty y que por eso le pidió con artimañas que acudiera a su residencia. En su confesión, Alves Costa afirmó haber escrito un libro de 52 páginas antes del asesinato en el que explica los motivos del crimen.

El acusado afirmó que huyó de su casa con la intención de suicidarse, pero que lo convencieron de entregarse a las autoridades. Ahora, Guilherme está acusado de homicidio doloso por motivo fútil.

Brasil cuenta con un grave problema en feminicidios, en el Atlas de Violencia 2020 desarrollado por el IPEA, centro de investigaciones económicas aplicadas dependiente del estado, se resalta que en el 2018 una mujer era asesinada en Brasil cada dos horas. Sol era conocida por su activismo y participación en proyectos y eventos hechos para empoderar y crear espacios más seguros para las mujeres.