En busca de vida y sonidos de la superficie de Marte

El rover Perseverance, recién llegado a Marte en una de las misiones espaciales más ambiciosas de los últimos tiempos, podrá a funcionar su arsenal de instrumentos para buscar indicios de vida, colectar datos de su suelo y captar los diferentes sonidos de la superficie del cuarto planeta del sistema solar.

El robot explorador Perseverance fue lanzado en julio del año pasado, con el objetivo de recorrer la superficie del planeta rojo durante al menos un año marciano, es decir 687 días terrestres.

Está equipado con un laboratorio remoto con ruedas, un brazo robótico de mayor potencia y un sistema informático con gran capacidad de procesamiento de datos.

Pero de entre todo su equipamiento, dos dispositivos toman especial protagonismo en la búsqueda de signos de vidas en el pasado marciano: el SHERLOC (abreviatura en inglés de Scanning Habitable Environments with Raman & Luminescence for Organics & Chemicals), que se encargará de detectar minerales y material orgánico; y el PIXL (abreviatura de Planetary Instrument for X-ray Lithochemistry) que mapeará la composición química de rocas y sedimentos.

Este vehículo recorrerá la superficie del planeta rojo en busca de muestras rocosas de un cráter de impacto de 45 kilómetros de diámetro, situado en el hemisferio norte, bautizado como Jezero, formado hace unos 4.000 millones de años. Se cree que en el pasado albergó un lago en su interior.

El Perseverance no estará solo en su misión marciana, cuenta con la ayuda de un pequeño helicóptero llamado Ingenuity, que servirá para verificar si los vehículos son capaces de volar en la delgada atmósfera marciana.

MAS DE 20 CÁMARAS

El vehículo de exploración tiene incorporadas más cámaras que cualquier misión interplanetaria de la historia. Posee 19 situadas en el propio vehículo y cuatro en otras partes de los módulos de descenso y el aterrizaje, las cuales tomarán imágenes (procesadas y no procesadas), que serán subidas periódicamente en la página web preparada por la agencia espacial para la ocasión.

El pequeño avión que acompaña al rover en Marte.

Cuenta con distintos tipos de cámaras; las denominadas Mastcam-Z, son capaces de hacer zoom en texturas de rocas desde tan lejos como un campo de fútbol;  las SuperCam usan un láser que impactará en los restos de rocas y regolitos (capas de roca suelta y fragmentos minerales) con el fin de estudiar su composición en el vapor resultante; y las RIMFAX (abreviatura de Radar Imager for Mars ‘Subsurface Experiment) que emplea ondas de radar para explorar características geológicas subterráneas.

LOS SONIDOS DEL PLANETA MARTE

Además de imágenes, el rover incorporará un registro jamás documentado: sonidos grabados en la superficie marciana, ya que posee micrófonos que proporcionarán registros sonoros únicos de las labores de investigación del robot explorador.

Sin embargo, estos sonidos no sonarán igual que en el planeta rojo, ya que la atmósfera marciana es solo un 1% más densa que la atmósfera terrestre en la superficie, y tiene una composición diferente a la nuestra, factores que afectan la emisión y propagación del sonido.

Fuente: National Geographic