El precio de los combustibles ya se elevó G. 400 en emblemas privados

La gran mayoría de servicentros ya subieron desde ayer G. 400 por litro el precio de todos sus combustibles, según confirmaron empresarios del sector.

Los emblemas privados confirmaron que prácticamente todos los servicentros ya aumentaron desde ayer el precio de los combustibles que venden. El reajuste es de G. 400 por litro y únicamente no se realizan incrementos para el sector de transporte público, según informaron. 

Fotografía: Agencia IP.

El presidente de la Cámara de Distribuidoras Paraguayas de Combustibles (Cadipac), Miguel Bazán, señaló que todos los emblemas desde ayer establecieron nuevos precios y que solamente el sector del transporte público podrá seguir comprando sin reajuste el diésel (tipo III), de manera a que no suba el costo del pasaje.

Petropar aún no incrementó, pero de nuevo estudiará su stock el lunes, dijo. Cetrapam advierte que “no comprará” diésel más caro y garantiza la provisión para ese servicio hasta marzo.

El empresario Blas Zapag, de Copetrol, también informó que mantendrán los mismos precios al sector del transporte público “hasta fines de marzo”, hasta que puedan “encontrar un mecanismo o fórmula” para evitar incrementos.

Estación de servicio de Petropar. Fotografía: Gentileza.

El pasado jueves, el presidente de Petropar, Denis Lichi, expresó que la empresa estatal aún no alzará el precio de los carburantes y que recién este lunes revisarán nuevamente sus costos. La entidad señaló que aún tiene stock suficiente para aguantar (sin detallar la cantidad de metros cúbicos o litros con los que dispone), pero calculando que gran parte del consumo se volcará hacia gasolineras de Petropar, agotando las reservas de combustible “más barato” de la empresa.

Por su parte, el presidente del Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam), César Ruiz Díaz, insistió ayer en que “deben mantener el precio inalterable para el transporte” o de lo contrario “no comprarán” combustibles de las firmas privadas.

Por el momento se trabajará en una estrategia que permita aminorar el golpe para las empresas de transporte público, por consiguiente en el costo de los pasajes, indicaron autoridades. Se logró un compromiso por parte del sector privado de no trasladar el incremento de sus precios al transporte público, situación que podría sostenerse por dos meses.