Motín en Tacumbú acabó con la muerte de seis internos

Tras un día marcado por la violencia dentro de la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, el amotinamiento que derivó en un incendio cobró la vida de seis reos. La ministra de Justicia, Cecilia Pérez anunció que anunció que seguirán adoptando medidas a pesar de la resistencia de los reos.

Las víctimas fueron identificadas como Alexis David Miranda Candia (robo agravado), Carlos Raúl Casco Rojas (hurto agravado), Fernando Ortiz Echeverría (hurto agravado), Julio César González Cáceres (homicidio doloso), Julio César Shareamm Barrios (robo agravado) y Roberto Ríos (robo agravado).

El amotinamiento se originó a raíz de una serie de medidas adoptadas por al ministra Pérez, como el traslado de internos a otras penitenciarías, lo que molestó a las bandas que se organizan dentro de Tacumbú, quienes incluso tomaron de rehén a guardiacárceles.

La ministra afirmó que no hubo miembros del Primer Comando Capital (PCC) implicados en el incidente de ayer y que el conflicto se agravó debido a las diferencias que hay entre los internos. Al respecto, enfatizó en que el hecho fue debido a las medidas implementadas por la institución y que generan molestias entre las personas privadas de libertad.

La secretaria de Estado dejó en claro que el problema penitenciario no se resolverá con las nuevas cárceles que actualmente están en proceso de construcción, no obstante será clave para descomprimir el hacinamiento y establecer un renovado sistema de gestión penitenciaria.

“Esta será la primera vez en años que se hacen nuevos penales con características diferentes y capacidad para casi 4.000 personas”, resaltó.

Respecto al traslado a la Agrupación Especializada de uno de los presos, Orlando Efrén Benítez, sostuvo que se realizó por motivos de seguridad, ya que contaban con datos sobre un plan de fuga.

La alta funcionaria estatal negó que los grupos criminales tengan el control de las cárceles paraguayas tal como se da en otros países, que “controlan localidades completas”. En esa misma línea, admitió que “la situación es crítica y estamos conteniendo esta situación, es un trabajo arduo”.

La titular de Justicia remarcó que continuará tomando medidas para descomprimir y ordenar el sistema, alegando que es el Estado es el que tiene que marcar las pautas dentro de los establecimientos penitenciarios.

“Si esto es para que yo no tome medidas, me voy a tener que ir si no voy a poder seguir tomando medidas porque el trabajo de la contención de la crisis penitenciaria no implica dejar nomas ahí las cosas y que reviente todo para que no haya un motín o un intento de fuga”, concluyó.