Gobierno humilla a ciudadano para «demostrar» que cumple

Un ciudadano desesperado irrumpió en un acto oficial de inauguración en Villarrica y clamó por ayuda para conseguir medicamentos para su hermano internado por Covid-19. Tras una pésima respuesta del presidente Mario Abdo Benítez, el Gobierno finalmente decidió hacerle entrega de los fármacos, no si antes grabar un video al hombre mientras agradecía al mandatario y distribuirlo masivamente en redes sociales.

Entre llantos y visiblemente desesperado, un ciudadano de profesión taxista interrumpió el acto del cual participaba Abdo Benítez en el Hospital Regional de Villarrica, rogando por ayuda por la falta de medicamentos en el nosocomio para atender a su hermano que estaba internado por Coronavirus.

 

Ante el reclamo del ciudadano, de nombre Joel Oviedo, el mandatario dio una respuesta totalmente desacertada: “No soy médico de acá, moopio che aikuaapata”, exclamó Mario Abdo Benítez ante la atónita mirada de los presentes, para echarse a reír y alejarse de los medios.

Las redes sociales se inundaron de críticas hacia el Presidente, ya que actuó de forma totalmente indolente ante el clamor desesperado de un paraguayo que no podía pagar los medicamentos que deberían ser gratuitos en un hospital dependiente del Ministerio de Salud.

Poco después, desde el Ministerio de Salud, la propia cuenta en redes sociales de Abdo Benítez, de ministros como Bernardino Soto Estigarribia, de la Secretaría Nacional de Inteligencia, periodistas “alienados” al Gobierno, entre otras fuentes, se divulgaba una fotografía y un humillante video en el cual el ciudadano que clamó por ayuda, aparecía con los medicamentos y daba un agradecimiento al mandatario.

 

“»Hemos dado solución siguiendo las indicaciones del señor Presidente @MaritoAbdo. Como este, otros casos son atendidos y solucionados en el anonimato cada día, buscando siempre dar a los pacientes la mejor atención posible», director de la IV Región Santaria, Dr. Carlos Barreto.”, con este mensaje, el Ministerio de Salud divulgó la fotografía en donde se hacía la entrega de los fármacos.

Además, para informar de la entrega de los medicamentos, el Dr. Barreto tuvo que crear una cuenta en Twitter y así poder informar al respecto. Actualmente apenas solo tiene dos «tuits» y 31 seguidores, lo que demuestra que fue creado recientemente y solo para este fin.

Esta actitud generó aún más rechazo por parte de la ciudadanía, que se volcó de lleno a criticar a Mario Abdo Benítez esta vez no por su descabellada respuesta a un reclamo, sino por la actitud asumida de presumir por “donar” medicamentos que deberían estar garantizados para toda la población.