Estudio científico comprueba que la vacuna rusa contra el coronavirus tiene 92% de efectividad

La vacuna desarrollada por el Centro Gamaleya, llamada Sputnik V, arrastraba ciertas objeciones por la falta de validación de resultados por parte de pares internacionales. Un estudio publicado en la prestigiosa revista The Lancet ha confirmado la alta eficacia y seguridad de la vacuna.

La vacuna utiliza un virus similar a un resfriado como portador de un pequeño fragmento del coronavirus, de manera que el organismo pueda reconocer la amenaza y aprender a combatirla, eliminando el riesgo de enfermarse. Una vez que una persona es vacunada, el cuerpo comienza a producir anticuerpos específicos, que permiten al sistema inmunológico combatir el virus más adelante.

La vacuna había sido lanzada antes de la publicación de los datos del ensayo, pero tras la publicación de The Lancet, se une al grupo de vacunas probadas junto a Pfizer, Oxford/AstraZeneca, Moderna y Janssen.

Solo 16 de los casi 15.000 personas que recibieron la vacuna fueron diagnosticados con COVID-19, apenas un 0,1%. Las pruebas han sido realizadas tanto en jóvenes de entre 18 y 30 años como en mayores de 60 años.

El costo de cada dosis de la vacuna Sputnik V está valorado en 10 dólares, y las mismas deben ser almacenadas a temperaturas bajas, entre dos y ocho grados Celsius.

La vacuna Sputnik ya ha sido registrada en 16 países, entre los que se encuentra Paraguay. Algunos de los países registrados para la vacuna son Rusia, Argentina, Bolivia, Venezuela y Uruguay.