Otra final que escribe una página histórica de inclusión deportiva

Este sábado se disputa la final de la Copa Libertadores de América, entre Palmeiras y Santos, encuentro que tendrá nuevamente a un invitado de lujo, el árbitro paraguayo de las Olimpiadas Especiales, Hassam Amed Zogaib Añazco. ¿Pero quién es el hombre del que ahora todo el continente habla?

El pasado sábado, el equipo de árbitros a cargo de pitar la final de la Copa Sudamericana contó con un integrante hasta si se quiere inesperado por la gran mayoría, un réferi con discapacidad intelectual, pero con una trayectoria profesional que dejaría boquiabierto a cualquiera.

Codeándose con sus colegas, los más importantes del continente, el paraguayo tuvo a su cargo trasladar la moneda con la que se realiza el sorteo inicial y durante el encuentro permaneció en el campo de juego para facilitar el letrero digital al cuarto árbitro.

Hassam tiene 35 años y es una persona con discapacidad intelectual, fue diagnosticado con autismo, retraso y retardo mental. Cursó la primaria hasta el 6° grado con el incondicional apoyo de su familia. Luego continuó sus estudios en el Centro de Capacitación Laboral para Personas con Discapacidad en Talabartería, y en el 2012 obtuvo un puesto laboral en el Call Center del IPS.

Pero su pasión siempre fue el fútbol, su puesto favorito era el de portero, pero tras un breve periodo como futbolista, en el 2011 empezó a formarse como árbitro con Olimpiadas Especiales y actualmente es reconocido por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). Esta profesión lo colmó de logros lo llevó a recorrer el mundo.

“Fue todo un logro conseguir que se haga árbitro porque él siempre quiso jugar como arquero. Le explicamos que siendo arbitro igual podría seguir en contacto con el fútbol y además viajar por el mundo, esa idea le gustó. Un ex árbitro, Eladio Irala, amigo de la familia y compañero de trabajo en ese momento, lo terminó convenciendo ya que le contó sus experiencias dirigiendo partidos, contactos con futbolistas del momento y de sus viajes”, comentó a Mayoría su hermana, Amelia Zogaib.

Hassam sostiene el balón con el que se disputó la final de la Sudamericana.

Lea más: Hassam Zogaib, atleta paraguayo de las Olimpiadas Especiales, participará en las finales de la Sudamericana y la Libertadores

Su destacada carrera como árbitro lo llevó a dirigir encuentros en la Copa América de las Olimpiadas Especiales (OE) del 2011, los Juegos Mundiales de Verano de OE en Los Ángeles (2015), la Copa América Uruguay OE (2016); también fue juez en el partido de las Estrellas organizado por la Conmebol para la inauguración de su Cancha en Paraguay en el 2017 y estuvo presente en los Juegos Mundiales de Verano OE en Abu Dhabi (2019).

“Es un honor para nosotros que en nombre de nuestro país esté él. Se lo merece porque es una persona muy dedicada, muy estructurada e independiente, es un ejemplo para muchas familias que hoy tienen hijos con este diagnóstico y creen que esa persona podría ser un caso perdido o que nunca podrían tener una vida normal”, nos dice Amelia.

UNA OPORTUNIDAD INESPERADA

Alistándose para viajar a Brasil donde integrará el cuerpo arbitral, esta vez en la final única de la Copa Libertadores, el atleta se tomó un tiempo para hablar de forma exclusiva con el diario Mayoría.

“Me siento tan emocionado por haber tenido esta posibilidad, Siendo arbitro representando al programa de olimpiadas especiales. Me siento mucho mejor después de haber participado por primera vez en esta final de la Copa Sudamericana”, dijo Hassam, con un tono de voz que no escondía su emoción.

Los árbitros ajustan detalles antes de ingresar al campo de juego.

Comentó que desde la organización de Olimpiadas Especiales lo buscaron luego de recibir la invitación por parte de la Conmebol para participar de las finales de los dos torneos más importantes del continente.

“La verdad yo no esperaba esto, me tomó por sorpresa”, exclamó.

En horas de la tarde del jueves partió rumbo a Brasil, para integrarse al equipo de árbitros que dirigirá la final única entre Santos y Palmeiras. “Me siento emocionado y muy bien”, expresó.

Finalmente dijo que, tras tener este honor, continuará enfocándose en su carrera como árbitro, con el mismo rigor y dedicación, como lo hace desde hace una década.

SOBRE OLIMPIADAS ESPECIALES

Ya en el campo de juego, instantes antes del inicio de la Final Única de la Sudamericana.

Olimpiadas Especiales (OE) es un movimiento global de inclusión que utiliza programas de Deporte, Salud, Educación y Liderazgo todos los días en todo el mundo a fin de eliminar todo tipo de discriminación contra las personas con discapacidad intelectual y empoderarlas.

La organización de la OE abrazó el apoyo de la Conmebol, ya que mediante esta oportunidad inédita, se logra acortar la brecha existente entre las personas con y sin discapacidad, convirtiendo al atleta Hassam Zogaib “en un deportista respetado, aceptado por sus capacidades fomentando así la inclusión social y promoviendo el mensaje de cambio social, aceptación e inclusión como modelo para Latinoamérica y el mundo”, expresó la organización a través de un comunicado.