Presentan acusación por Lavado de Dinero y Usura contra Ramón González Daher

El fiscal de Anticorrupción, Osmar Legal, presentó acusación y pidió juicio oral y público en el caso que involucra a Ramón González Daher, imputado junto a su hijo Fernando González Karjallo, por los hechos punibles de Usura y Lavado de Dinero.

De acuerdo a la investigación fiscal, fueron contrapuestas las declaraciones juradas presentadas ante la SET y se detectó una inconsistencia en sus ingresos de G 6.539.895.697.879, que no cuenta con justificación legal, por lo tanto, se sospecha que está relacionado a una actividad ilícita, por ello fue procesado por Lavado de Dinero.

Además, en abril de 2017 y enero de 2019, una de las entidades con las cuales trabajaba había remitido un reporte de operaciones sospechosas, siempre según la acusación presentada.

La Fiscalía sostiene que, con relación a la usura, sus ingresos no corresponden con los montos formales declarados ante la Subsecretaría de Estado de Tributación, por una diferencia de G 246.212.250.000 provenientes de la Usura, tendiendo en cuenta que ante la SET el acusado solo había declarado los ingresos de alquileres y no así de los ingresos provenientes de los préstamos.

Ramón González Daher se dedicaba al otorgamiento de préstamos con intereses muy superiores de lo establecido legalmente, pero esta actividad no fue declarado ante las entidades financieras con las cuales operaba y tampoco registró esta actividad comercial ante la Seprelad.

En el 2010 el mismo había presentado una manifestación de bienes del cual se desprende que su patrimonio neto era de G 271.470.750.000, luego en el 2018 en otra manifestación de bienes ascendió a G 517. 683.000.000 con lo cual en 8 años incremento 91% si patrimonio neto, y la declaración manifestaba como única fuente de ingresos el rubro de alquileres.

Según la investigación, el acusado otorgaba altas sumas de dinero a personas que requerían su servicio, a intereses muy altos y pedía a cambio cheques como garantía. Al deudor se le hacía imposible honrar la deuda, debido a los intereses. Por tanto, Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo, simularon el verdadero origen de los depósitos realizados ante las entidades bancarias donde operaban bajo la apariencia de que dichos ingresos provenían únicamente del cobro de alquileres.

Además, se ha logrado identificar que los mismos poseían a su nombre 141 inmuebles y 17 vehículos, pero de todos los informes y registros recibidos de entidades financieras no obra constancia que hayan formado parte de alguna sociedad que acredite que hayan tenido ingresos legales.