El gobierno de Países Bajos renuncia por un escándalo con las ayudas sociales

El gabinete completo del actual gobierno de los Países Bajos ha decidido dejar el poder, luego de un escándalo en el que se descubrió que el gobierno había retirado y obligado a devolver injustamente ayudas sociales a miles de familias, la mayoría de ellas conformadas por inmigrantes

En los países bajos, cada familia recibe una suma mensual que depende del salario y tiempo de trabajo de los padres, y el precio de las guarderías que cuidan a los niños. Los padres pagan una parte y el estado la otra.

En el 2014, 157 padres de una guardería de Eindhoven fueron notificados de que dejarían de recibir el subsidio, tras el hallazgo de supuestas irregularidades. Todos estos padres provenían de familias inmigrantes, por lo que el sesgo quedó bastante claro y fue publicado por diferentes medios del país, creando un escándalo político que ha ido escalando hasta el día de hoy.

Los ciudadanos acusados de fraude debían devolver el dinero recibido en un plazo de tiempo muy corto, lo que llevó a que en muchos casos los ciudadanos deban pagar más de 30.000 euros en apenas dos semanas. El «fraude» detectado, en muchos casos era solo la falta de una firma o errores administrativos.

En los Países Bajos, la ley de protección de datos promulgada en el 2014 impide que se registre la ascendencia o la doble nacionalidad de un ciudadano, pero los documentos oficiales del ministerio de hacienda registraban el origen de los padres, que en mayoría eran turcos y marroquíes.

Finalmente, el gobierno ha dispuesto la compensación de 30.000 euros por familia, que serán pagados a un número aproximado a 10.000 familias, y los partidos de coalición que conforman el gobierno han asumido su responsabilidad sobre el hecho. Así lo anunciaron hoy, comunicando la dimisión del gabinete y señalando que la coalición de partidos a la que pertenecen seguirá luchando contra el coronavirus.

El gobierno actual ha estado en el poder desde el 2010, y las encuestas lo favorecen en la carrera electoral para las próximas elecciones, a celebrarse en marzo del corriente año.