Enfermera de Fuerte Olimpo fallece por COVID y desnuda el abandono de la salud en el Chaco

La licenciada Nimia Ramirez falleció el día de ayer tras una complicación por COVID. La misma se encontraba internada en el Hospital Regional de Fuerte Olimpo y debido a complicaciones debía ser internada en terapia intensiva, pero tanto en Fuerte Olimpo como en el resto de la región occidental no existen camas de terapia. Ante el mal estado de los caminos, debió ser trasladada en un bote motorizado hasta Carmelo Peralta, y luego en ambulancia hasta el INERAM, donde falleció apenas una hora después de haber ingresado.

La mujer se habría contagiado del virus fuera del hospital, ya que se encontraba de vacaciones. Nimia ingresó al hospital con un cuadro leve a moderado, pero luego empeoró, por lo que en el centro de salud decidieron trasladarla al INERAM.

Debido a las grandes lluvias en el departamento de Alto Paraguay, la ambulancia no pudo realizar el viaje por tierra hasta Asunción, por lo que se decidió transportarla en una embarcación por el río Paraguay hasta la localidad de Carmelo Peralta, donde una ambulancia la esperaba para trasladarla a Asunción.

Si bien había salido caminando del hospital de Fuerte Olimpo, Nimia se descompensó en el trayecto, por lo que decidieron ingresarla al hospital de Santa Rosa del Aguaray, donde fue intubada y derivada a la terapia intensiva del INERAM. Ya en el hospital, el deceso de Nimia se dió una hora luego de haber ingresado.

El director del Hospital Regional de Fuerte Olimpo, doctor Giovanni Gallagher, refirió que en todo el Chaco no cuentan con camas de terapia intensiva, y que habitualmente los pacientes son derivados a las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) de Concepción y Pedro Juan Caballero, pero que las mismas se encontraban plenamente ocupadas, por lo que no pudieron recibir a Nimia.

El director expresó que la infraestructura fue un problema clave para este caso, ya que para salir de Fuerte Olimpo rumbo a la capital se deben recorrer 150 kilómetros de caminos de tierra, que en casos de lluvia se vuelven intransitables. Señaló también que la asistencia aérea no pudo ser realizada ya que en casos de pacientes con enfermedades respiratorias y de COVID-19, el riesgo de descompensación y fallecimiento por el cambio de presión es muy alto, por lo que no es recomendable hacerlo.

Ciudadanos de Alto Paraguay se manifiestan exigiendo mejores caminos en 2019. Fotografía de Carlos Almirón Zarate

El director también expresó que el problema en el sistema de salud del chaco se da tanto por la falta de infraestructrura como por la falta de recursos humanos, ya que las localidades son muy lejanas y muchas veces el acceso es complicado, lo que hace que los especialistas no deseen ir a trabajar a los hospitales de la región occidental. Señaló que en el departamento de Alto Paraguay solo cuentan con un cirujano y un anestesiólogo, y que muchos especialistas que fueron a trabajar al hospital de Fuerte Olimpo retornaron rápidamente a las grandes ciudades.

El primer caso de coronavirus en el chaco se había dado en abril del año pasado, en el departamento de Boquerón. En el distrito de Fuerte Olimpo se cuentan alrededor de 30 casos positivos de la enfermedad hasta el momento, pero solamente 2 casos activos.