El congreso estadounidense confirma la victoria de Biden en una jornada marcada por disturbios

El día de ayer, los legisladores estadounidenses certificaron los votos electorales que dan como ganador a Joe Biden. El ex vicepresidente obtuvo 306 votos electorales, mientras que Donald Trump alcanzó 232 votos. La sesión en la que el congreso certificaría los votos fue suspendida a causa del ingreso de manifestantes pro-Trump al Capitolio, tras enfrentarse a las escasas fuerzas de seguridad que custodiaban el edificio.

La certificación del colegio electoral por parte del congreso es un proceso realizado cada cuatro años, por el senado y la cámara de representantes, en una sesión en la que se ratifican oficialmente los votos electorales. Este es el último paso antes de la asunción del presidente.

La victoria ya había sido confirmada en noviembre del 2020 tras finalizar el recuento de votos, pero la campaña de Trump denunció un supuesto fraude electoral, por lo que inició litigios en varios estados, sin lograr revocar los resultados en ninguno de ellos.

En la sesión, los legisladores también tienen oportunidad de objetar los resultados, y sus objeciones deben ser consideradas por las cámaras, que discuten y votan por separado. Si bien varios senadores y congresistas republicanos planeaban presentar objeciones, las mismas no contaban con grandes chances de prosperar, ya que debían contar con los votos de la cámara de representantes, de mayoría demócrata, y solo contaban con el apoyo de una docena de senadores republicanos.

Antes de la sesión, Donald Trump anunció una manifestación en Washington, en contra de la certificación del triunfo de Biden. Así, una gran multitud participó de un mitin frente a la casa blanca y Trump realizó un discurso. Posteriormente, cientos de manifestantes marcharon hacia el capitolio para denunciar el supuesto fraude electoral, algo rechazado por jueces en todas las instancias.

Manifestantes se enfrentan a las fuerzas de seguridad en las afueras del Capitolio. Julio Cortez (AP)

Una vez en el Capitolio, los manifestantes se enfrentaron a la policía y lograron ingresar al edificio, mientras aún se desarrollaba la sesión de certificación de los votos. Mientras el personal de seguridad intentaba contener a los manifestantes, los legisladores se refugiaron en sus despachos.

Los manifestantes lograron ingresar al hemiciclo, donde se tomaron fotografías y se enfrentaron a las fuerzas de seguridad, quienes estaban vestidos de civiles. Una mujer murió al recibir un disparo al ingresar a la sala donde el congreso sesionaba, y otras tres personas fallecieron en los alrededores del capitolio, según la alcaldesa de Washington Muriel Bower.

El presidente Donald Trump realizó una publicación en Twitter pidiendo paz a los manifestantes, y manifestando su apoyo a la policía del capitolio. Ante los reclamos de una comparecencia para calmar a sus seguidores, compartió un video en el que llamaba a los manifestantes a que se retiren a sus casas, no sin antes hablar del supuesto fraude y de cómo las elecciones habían sido robadas. El video fue eliminado por Twitter y Facebook, y las cuentas de Trump en estas redes fueron bloqueadas por 12 y 24 horas respectivamente.

Un manifestante lleva un atril de la cámara de representantes. Win McNamee (Getty Images/AFP)

La alcaldesa anunció un toque de queda en Washington y la policía logró recuperar el control del capitolio, pero los manifestantes no fueron detenidos, y salieron del capitolio tranquilamente. Posteriormente, 52 personas fueron arrestadas, 47 de ellas por no respetar el toque de queda.

La jornada culminó con la reanudación de la sesión del congreso, en la que los legisladores aliados de Donald Trump en el senado presentaron una moción para objetar la certificación de los resultados de Pensilvania, pero esta moción fue rechazada por una abrumadora diferencia de 92-7.

Así, Joe Biden se convertirá el próximo 20 de enero en el presidente número 46 de los Estados Unidos. Donald Trump emitió un comunicado en el que dice comprometerse a una transición ordenada.