Clausura de locales, multas y trabajo comunitario por no usar mascarillas, según nuevo proyecto de ley

El Poder Ejecutivo presentó hoy al Congreso Nacional el nuevo proyecto de ley de utilización obligatoria de mascarillas a nivel país. Entre las sanciones se resalta la clausura de locales comerciales y la aplicación de multas o régimen de trabajo comunitario a los infractores. Hace unas semanas fue promulgada una ley que establece la obligatoriedad de los tapabocas, pero contiene falencias.

El nuevo documento establece el uso obligatorio de mascarillas para todas las personas mayores de 10 años en todos los lugares cerrados, públicos o privados, al igual que en el transporte público, marítimos, terrestres y fluviales. También en lugares abiertos cuando exista el riesgo de que se produzcan aglomeraciones.

Entre los exceptuados figuran las personas que tengan contraindicado por motivos de salud debidamente justificados o personas con alguna discapacidad que haga inviable su utilización.

En las casas está exceptuado el uso cuando se encuentren personas de un mismo núcleo familiar, así como en los vehículos de transporte particular o de uso privado cuando se encuentren circulando con personas de un mismo núcleo familiar.

SANCIONES

Aquellas personas que incumplan con la ley se exponen a sanciones como trabajo comunitario de hasta 30 días y multa de cinco a 200 jornales mínimos.

En el caso de establecimientos, se contempla el cierre temporal por 10 días de aquellos locales donde constate la infracción, cierre permanente o suspensión definitiva de la actividad regulada, cuando se constatara reincidencia de infracciones a la presente ley.

Hernán Huttemann, asesor jurídico de la Presidencia, informó que ante el presunto hecho de una infracción, la Policía Nacional deberá actuar de oficio o ante denuncias constituyéndose en el lugar del hecho. La línea habilitada para la recepción de denuncias es el Sistema 911.

Indicó igualmente que el Viceministerio de Transporte o la Dirección Nacional de Transporte (Dinatran), junto con la Policía Nacional controlarán el cumplimiento del uso de mascarillas en el transporte público.

Respecto al destino de las multas, los recursos generados por la aplicación de las multas previstas en la ley serán al financiamiento de la atención de la Emergencia Sanitaria declarada por la pandemia del coronavirus.