Empeora la situación del tránsito fronterizo de productos de exportación con Brasil

Alrededor de 600 camiones están varados desde hace dos semanas esperando que las autoridades brasileñas realicen los controles para poder continuar con el trayecto.

Esta situación se da a poco más de un mes del pedido que hizo la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (CAPPRO) al Ministro de Relaciones Exteriores, Federico González, para resolver los problemas que enfrentan los camiones con productos de exportación en la frontera con Brasil, pero la situación ha empeorado.

Las empresas asociadas a CAPPRO que envían aceite de soja al mercado brasilero por vía terrestre, reportan que, a la fecha, ya son más de 600 camiones que esperan hace más de quince días y la situación podría empeorar con el feriado del martes 8 de diciembre ya que la actividad aduanera se contrae en la víspera.

Incluso el medio de prensa brasileño Noticias Agrícolas dedicó un reportaje sobre los camiones paraguayos en el que resalta la crítica situación. “El intenso flujo de importaciones de soja de Paraguay a Brasil ya enfrenta problemas logísticos y hay cerca de 600 camiones detenidos durante casi 15 días en la aduana de Novo Mundo, Mato Grosso do Sul. La carga que salió de Salto del Guairá, en Paraguay, tienen que pasar por el puesto sur de Mato Grosso para que la mercadería sea revisada y sellada y proceder a Guaíra, en Paraná, a continuación”, expresa parte de la publicación.

La CAPPRO pide al Gobierno seguir insistiendo en la normalización del tránsito fronterizo en forma urgente y convertirla en una cuestión de agenda vital para la economía paraguaya debido al importante crecimiento del flujo de productos agrícolas y agroindustriales hacia el mercado brasileño.