Declaran emergencia por Covid-19 en Pilar

A causa del incremento de contagios en las últimas semanas, se declaró emergencia sanitaria en todo el distrito de Pilar, por dos semanas. El intendente local, Alfredo Stete, señaló como una de las causantes del rebrote a los eventos sociales y el “tercer tiempo”.

Una de las principales medidas adoptadas es la restricción del tránsito de personas en la vía pública (calles, veredas) en vehículos, motos, bicicletas a partir del 1 de diciembre, de lunes a domingos desde las 21:00 hasta las 05:00, exceptuando los que realizan actividades laborales, comerciales y adquisiciones de artículos de primera necesidad, así como medicamentos.

Stete señaló que la ciudad de ser una de las que tenía menos cantidad de casos de Covid-19, pero ahora se incrementaron los positivos e internaciones, y se debe principalmente al relajo ciudadano en cuanto al cumplimiento de las medidas sanitarias.

“Estábamos bien y nos relajamos; el problema es el tercer tiempo, los encuentros familiares y sociales. Es por ello que se adoptó esta medida”, enfatizó, según informa la agencia oficial de noticias IP.

La Declaración de Emergencia será por 15 días y comprenderá principalmente en un control estricto con otras instituciones en establecimientos públicos y privados como comercios, negocios, locales de eventos, y canchas.

Además se controlará la circulación de 05:00 a 21:00 horas, agregó el jefe comunal en entrevista con Radio Nacional del Paraguay. Remarcó que realizarán controles en varios lugares, se establece la suspensión de eventos sociales y verificarán el uso obligatorio de mascarillas con acompañamiento de la Policía Nacional.

Mientras que con el Ministerio de Trabajo recorrerán los diferentes comercios y negocios, verificando la implementación de cuadrillas, de lavatorios de manos, así como el uso de tapabocas.

“Todo está suspendido por 15 días, luego se normalizará, ya que lo más importante es la salud de las personas. Haremos un trabajo intenso de llegar a la gente y de concienciar sobre los cuidados y las medidas de protección”, acotó.

Pilar, capital del décimo segundo departamento, tiene una población de 50.000 habitantes, y Ñeembucú 80.000 pobladores.