Marcha campesina: Tratamos de evitar “enfrentamientos y represión”

Ante las críticas por el caos en el tránsito generado a causa de la marcha campesina en Asunción, el ministro del Interior, Euclides Acevedo, aseguró que no pueden prohibir las manifestaciones y aseguró que el objetivo es que la marcha sea pacífica y ordenada, sin quebrantar el derecho a la libre circulación de terceros.

“Lo que no podemos es impedir la manifestación y la circulación de la gente, por lo que buscamos que se haga de una manera pacífica y ordenada”, dijo Acevedo a los medios al término de la reunión entre representantes de los tres del Poderes del Estado en Cuartel General del Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación.

Esta semana el microcentro de Asunción es punto de reunión de campesinos provenientes de distintos puntos del país que se movilizan desde el lunes solicitando la aprobación del Congreso Nacional a un proyecto de ley destinado a la agricultura familiar y varias otras reivindicaciones.

Acevedo aseguró que la intención es evitar cualquier tipo de conflicto que pueda perjudicar a terceros. “Lo que se trata es de evitar los enfrentamientos y la represión”, exclamó.

Ratificó que el derecho a la manifestación está garantizado pero se debe hacer en el marco del orden, marchando por el costado de las calles para que la circulación de personas y vehículos se sea lo menos afectado posible.