Políticos que piensan como opción anular el billetaje son oportunistas miserables, dice conocido comunicador

El conocido periodista Luis Bareiro trató de «oportunistas miserables» a los legisladores que pretenden impulsar un proyecto de ley para anular el billetaje electrónico porque algunos usuarios no lograron conseguir aun tarjetas. Señaló que nada haría más feliz a algunos transportistas que el sistema fracase, manteniendo el negocio en el ámbito de las estimaciones. 

MOPC reporta que el 70 % de los buses cuentan con billetaje electrónico | .::RADIO NACIONAL::.En su columna semanal, Bareiro cuestiona con altura y argumento la intención de algunos parlamentarios que buscan mantener el viejo sistema de cobro en el transporte público. «Alguien me mostró el tuit de un diputado anunciando que presentaría un proyecto de ley para anular el billetaje electrónico porque los usuarios no consiguen las tarjetas. Necesitamos patriotas así, me dijo. Es triste comprobar cuán fácilmente se puede vender el populismo ramplón y oportunista como generosidad o amor a la patria. El verdadero patriotismo requiere de esfuerzo y honestidad intelectual. Los cambios de fondo siempre tienen un alto costo político, y solo quienes consiguen superar la comodidad del éxito inmediato y los sinsabores de la apuesta a futuro son capaces de impulsarlos», afirmó el conductor de TV.

Recordó que, del billetaje electrónico se viene discutiendo hace más de una década. «Su aplicación permitirá saber con precisión cuántas personas usan el servicio, qué itinerarios completan los buses y con qué frecuencia, y cuál es la recaudación real de los empresarios transportistas. Es información vital para determinar el costo del servicio y, en consecuencia, el precio del pasaje y la necesidad o no del subsidio», señaló en su comentario.

Agregó que en su ejecución, los proveedores de las tarjetas cometieron la estupidez de venderlas incluyendo en el precio el costo del plástico y un determinado saldo. «Lo lógico hubiera sido entregarlas gratuitamente en los colectivos con el pago del pasaje tradicional, y descontar el valor del plástico con la primera carga. Esta torpeza generó un mercado paralelo para los especuladores. Compraron una gran cantidad de tarjetas y las retuvieron provocando una demanda insatisfecha, para luego revenderlas por el doble o el triple del precio», dijo en su escrito.

Destacó que el problema se soluciona obligando a las proveedoras de tarjetas a inundar el mercado con los plásticos. «Es más, deberían crear estímulos para que los usuarios personalicen las tarjetas de forma que ni siquiera sea negocio robarlas. Nada haría más feliz a los transportistas que el sistema fracase, manteniendo el negocio en el ámbito de las estimaciones», advirtió.

«Proponer eliminar el billetaje electrónico ante el primer problema no solo es torpe y de una pereza intelectual lamentable, es buscar popularidad coyuntural a costa de sostener en el tiempo un modelo de transporte público que victimiza a sus usuarios», manifestó. 

Actualmente, la forma de pago para acceder a los buses del Área Metropolitana es mixto, es decir, se puede abonar con las tarjetas electrónicas y efectivo. Esta situación cambiará desde el 1 de enero próximo, que se volverá al uso exclusivo del plástico, por lo que desde el Viceministerio de Transporte se insta a la población no dejar a última hora la adquisición de las tarjetas.