Le ganó a Claro y ahora le quieren meter presa: “Lo que no consiguieron en lo civil, quieren conseguir en lo penal”, denuncia abogado

Desde hace 13 años la señora Daysi Ortiz se encuentra en una batalla legal contra AMX Paraguay SA (telefonía Claro), anteriormente denominada Hutchinson T. Paraguay SA, por una deuda ya cubierta que le obligaron a pagar de nuevo y una demanda por falta de pago por el mismo concepto. Tras ganar en las tres instancias en el Fuero Civil, la Fiscalía dio curso a una demanda penal bajo una figura, que según el abogado de la acusada, es por una figura penal que no existe en Paraguay.

La historia comienza en 2007, cuando la telefonía – según consta en el expediente – le intima a Daysi Ortiz pagar una deuda de G. 131.505 que la usuaria tenía, sin embargo, el monto ya había sido pagado.  Posteriormente la compañía inició una demanda por el cobro, exactamente por el mismo motivo, que causó a la usuaria una inhibición de vender y grabar bienes, situación causó que se truncara la venta de una propiedad por valor de U$S 100.000.

El 29 de noviembre de 2007 por medios de sus abogados, decide promover una demanda en el fuero civil en contra la firma Hutchinson Telecomunications Paraguay SA, hoy Claro.

En tercera instancia fue rechazada la acción de inconstitucionalidad promovida por la compañía telefónica.

La señora Daysi Ortíz ganó en las tres instancias; primera instancia, el 24 de abril de 2011, en segunda instancia, por resolución del 24 de febrero de 2012. Y la Sala Constitucional rechazó la acción de inconstitucional de la compañía de telefonía celular, el 6 de marzo de 2014, por Acuerdo y Sentencia N°84.

Tras ganar en el fuero civil, el 21 de diciembre de 2015 se emitió el cheque judicial de la Contaduría General de los Tribunales, a favor de Daysi, por más de G. 1.000 millones en concepto de “indemnización de daños y perjuicios, daño moral y repetición de lo pagado”.

Sin embargo, el Ministerio Público imputó de forma previa a la demandante el 14 de octubre de 2014 – más un año antes de recibir el cheque – por estafa y producción inmediata de documentos de contenido falso.

Raúl Caballero, abogado de la señora Ortiz, comentó a mayoria.com.py que el Ministerio Público utiliza una figura penal inexistente en Paraguay, la de “estafa procesal” en la que se alega que el juez fue “engañado” para favorecer a la denunciante, pese a que la imputación se realizó un año antes de que haya ganado la tercera instancia de la demanda civil.

Los fiscales Nelson Ruiz y Fabián Centurión solicitaron 2 años y 6 meses de cárcel, por la utilización de pruebas falsas en el juicio civil, que la acusada ganó en las 3 instancias.

“No tiene ningún sentido. La Fiscalía pidió dos años y medio de cárcel en base a las evidencias ya estudiadas en el procedimiento civil”, criticó el abogado.

Este lunes continúa el Juicio Oral y Público. “La preocupación de esta señora es que hay una multinacional muy poderosa detrás. Lo que nos se consiguió en la parte civil, quieren conseguir en la parte penal”, subrayó el abogado.