Kimberly dice que la Corte no tiene empatía por eso le hicieron jurar como Fernando Ayala

Fernando Ayala, de 29 años, conocida como Kimberly por ser transgénero, juró como abogad@ hace un par de días, pero lamentó la falta de empatía de la Corte Suprema de Justicia por hacerle jurar con su identidad de hombre y no de mujer. 

El nacido hombre pero que se define como mujer criticó el manejo conservador y tradicionalista de las autoridades durante un programa televisivo en el canal América TV Paraguay conducido por Norita Rodríguez.

«Finalmente se dio el gran logro, mi juramento. Y fueron tres oportunidades, en la primera simplemente fue una excusa verbal la que me dieron. De que no iba a poder hacer correr mi documentación porque mi foto no concordaba con el nombre que estaba en la cédula de identidad. Entonces yo les explicó que soy una mujer trans, que ahora esa es mi identidad y que me gustaría jurar como una persona trans, como una mujer trans. Que yo no tenía problema con el nombre. O sea, que en el momento de jurar que me llamen con mi nombre masculino, no habría ningún problema», señaló Kimberly durante la entrevista.

Ante la consulta de Norita, si es que finalmente la llamaron por el nombre masculino a la hora de jurar, Ayala señaló que: «Me llamaron por el nombre masculino y juré con mi nombre masculino».

La conductora extrañada consultó a Kimberly si no le parecía que eso estaba mal (que le hicieran jurar con su identidad de hombre), si no sentía que era una falta de respeto?

Ayala respondió lo siguiente: «Y por supuesto (que está mal, que es una falta de respeto). Yo creo que si tuvieran un poco de empatía; como se trata de algo protocolar, el juramento es algo protocolar nomas, yo creo que deberían tener un poco de empatía considerando a las personas trans en ese aspecto; pero como estamos en un país muy conservador y tradicionalista y las autoridades se manejan todavía de esa manera es muy difícil lograr eso». 

Ser mujer es algo espiritual

Ayala explicó en una parte de la entrevista que cuando una persona opta por la personalidad femenina se pierde privilegios. «Es obvio (que se pierde privilegios). Pero como se trata de algo más íntimo, más espiritual, porque ser mujer no está en el cuerpo, ser mujer está en el alma. Una persona puede ser mujer en el alma. No estamos hablando de genitales acá, estamos hablando de algo espiritual y ser mujer es algo espiritual. Y la mujer es fuerte, es fuerte espiritualmente», señaló.

Fuente: América Tv Paraguay