Analizan formas para combatir reventas de tarjetas de billetaje electrónico

El gerente del Centro de Empresario del Transporte del Área Metropolitana (CETRAPAM), César Ruiz Díaz, consideró que la reventa fue el motivo principal de la gran demanda de tarjetas del billetaje electrónico.

Señaló que desde el gremio constataron que de los 360.000 dispositivos de la marca “Jaha” unos 100.000 estaban en manos de revendedores, es decir, solo 260.000 se estaban usando.

Dijo que una solución al problema pasaría por una venta personalidad de las tarjetas, de no más de 2 por sujeto, a fin de impedir que caigan en manos de inescrupulosos.

Ruiz Díaz (foto) resaltó que desde CETRAPAM recurrieron también a la estrategia de acercar las tarjetas a la ciudadanía en sus distintas comunidades, como un mecanismo para desterrar su comercialización a precios mucho más inflados.

Reconoció que el problema se dio en los puestos de ventas, ya que los comercios vendían de a 10 y 20 tarjetas a un solo comprador. Es por ello que se evaluará el mecanismo para no concretar más este tipo de ventas.

En ese sentido se evalúa implementar un incentivo para desalentar la compra de los revendedores y consiste en regalar dos pasajes a las personas que compran una tarjeta Jaha pero que sea nominal, es decir que cuente con los datos del comprador, de esta forma el sistema solo permitirá que una persona tenga dos tarjetas a su nombre.

El entrevistado aclaró que estas tarjetas nominales, con dos pasajes gratis, no serán obligatorias para el comprador. Y reconoció también que un revendedor igualmente podrá ir a comprar una tarjeta de un puesto, luego otra de otro sitio y así sucesivamente, pero que se le complicará más el trabajo.

“Buscaremos la forma de poner una traba para que los aprovechadores no compren cinco a diez tarjetas. Acá se requiere de una estructuración para la venta”, indicó.

En otro momento reconoció que por culpa de un proceso de ajustes hubo inconvenientes a la hora de recargar la tarjeta, pero garantizó que todos recibieron su carga. “Ni una sola persona perdió un solo guaraní cuando cargó su saldo, sí se le acreditó tarde”, aseguró Ruiz Diaz.