Imputan a directivos de planta alcoholera de Petropar por mortandad de peces

La gerente General y otros cuatro importantes funcionarios de la Planta de Procesamiento de Caña Dulce y Alcohol de Petropar de la ciudad de Mauricio José Troche, fueron imputados por sospechas de una grave contaminación en el río Tebicuarymí, que causó mortandad de peces.

Los imputados son la Ing. Carla Páez, gerente general; Ing. Agro. Regis Méreles, Gerente de Seguridad Industrial, Salud y Medio Ambiente; Ing. Agro. Hugo Noguera, jefe del Departamento de Seguridad Industrial y Medio Ambiente; Luis Domínguez, jefe de Departamento de Tratamientos de Efluentes; y Liza Benítez, jefa de Departamento de Control de Calidad.

Todos ellos fueron imputados por el fiscal de la Unidad Especializada en Delitos Ambientales del Departamento del Guairá, Érico Ávalos Alvarenga, por la supuesta comisión de los delitos de Procesamiento Ilícito de Desechos (Art. 200 del C.P.P.) e Incumplimiento de Medidas de Mitigación – art. 5 inc. “E” de la Ley Nº 716/16 que “sanciona delitos contra el Medio Ambiente” en concordancia con el art. 29 del Código Penal.

De acuerdo a los datos de la carpeta fiscal, el 22 de octubre de este año, una comitiva fiscal se constituyó a la altura del puente que une las ciudades de Mauricio José Troche y Natalicio Talavera, de Guairá, para extraer muestras compuestas del curso hídrico a raíz de una denuncia acerca de la mortandad de peces del rio Tebicuarymí.

Posteriormente se realizó un allanamiento a la planta alcoholera, de donde también se extrajeron muestras de efluentes. Aparentemente las aguas expedían un olor fuerte por lo que se presumen estaban contaminadas con el mismo material recogido del cauce hídrico.

Se solicitó al Juzgado Penal de Garantías, medidas alternativas a la prisión preventiva, como la prohibición de salir del país, la obligación de presentarse una vez al mes ante la Secretaría del Juzgado para los controles judiciales, la fijación una fianza real o personal y otras medidas que considere el Juzgado.