Inmigrantes ilegales trabajaban para una firma fantasma

Cinco ciudadanos de origen boliviano, que ingresaron al país de manera ilegal, fueron encontrados trabajando en la instalación de cables para una empresa de telefonía móvil, cuyo nombre y dirección no fueron encontrados por las autoridades del Trabajo.

El viceministro de Trabajo, Luis Orué, informó que el tema surgió tras un accidente sufrido por uno de los trabajadores al caer de una escalera en Ñemby, hecho que fue el motivo de la denuncia.

Los fiscalizadores acudieron hasta el lugar para determinar la forma de ingreso de los trabajadores, si cumplían con todos los requisitos para desempeñarse laboralmente en Paraguay y si la empresa para la que trabajan respetaba sus derechos laborales.

Indicó que encontraron a cinco personas, quienes manifestaron que habían ingresado al país a principios de octubre con un grupo de 50 bolivianos por el Chaco y que fueron contratados por una empresa de nombre HANSA.

La ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, ordenó una inspección general de dicha firma y se detectó que no existe tal razón social. El viceministro Orué señaló que no se pudo abrir ningún sumario porque no existe la empresa, que en la dirección dada como domicilio en el centro de Asunción se encuentra una escribanía.

“Hay direcciones en la SET y el Ministerio de Trabajo y las dos están en el mismo lugar”, indicó. Los trabajadores también dieron una dirección en la ciudad de Fernando de la Mora, donde también se constituyeron los fiscalizadores y constataron que tampoco existía, el lugar era un baldío.

La cartera de Estado comunicó a la Dirección General de Migraciones para la verificación de la situación legal de los bolivianos en el país. Asimismo denunciará ante el Ministerio Público ante la posibilidad del delito de trata de personas. El Ministerio de Trabajo continuará con la investigación del caso para tratar de ubicar a los responsables de la empresa HANSA para realizar la fiscalización correspondiente.