Con la instalación de 11 bombas en el río, Essap quiere garantizar el servicio de agua potable

La Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap S.A.) informó que anoche se puso en funcionamiento la bomba número 11, tipo arrocera con capacidad de extracción de 9.000 (m3/h), que forman parte del Plan de Contingencia para garantizar el servicio ante la bajante del río Paraguay.

La maquinaria fue adquirida con fondos propios de la Essap, se suma a los esfuerzos de las 10 otras bombas que fueron instaladas la semana pasada por funcionarios de aguatera.

Ocho de las bombas fueron prestadas por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), con capacidad de producir 1.260 metros cúbicos de agua por hora (m3/h) y 2 de 250 m3/h), y las otras dos bombas corresponden a la Essap y tienen una capacidad de bombeo de 300 m3/h.

Todas ellas se encuentran extrayendo agua desde el río Paraguay a los reservorios de la Planta de Tratamiento de Viñas Cué de la Essap S.A., estrategia que forma parte del Plan de Contingencia para garantizar el servicio ante la bajante del río Paraguay en Asunción y ciudades del Área Metropolitana.