Tras incendio y el escándalo de falsificación, Empo denuncia “atropello” por un segundo sumario

La empresa Empo Ltda., encargada de la disposición final de residuos sólidos y la administración del Vertedero Municipal de Cateura, emitió un comunicado en el cual cuestiona ser objeto de dos sumarios administrativos por parte del Ministerio del Ambiente y califica de “grosero atropello”.

El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) instruyó sumario administrativo este viernes a la Empresa Empo Ltda., por depositar basura por encima de la altura límite establecida.

De acuerdo a la resolución, esto va contra de la Ley N° 294/93 “Evaluación de Impacto Ambiental” y a sus reglamentaciones; a la Ley N° 3956/09 “Gestión Integral de los Residuos Sólidos en la República del Paraguay”.

Se constató la disposición de residuos sólidos urbanos a cielo abierto y sin cobertura, en el módulo N° 1. Además, que el módulo 4 del vertedero se encontraba en operación, lo que va en contra de la Resolución N° 203/2020 que estipula en su artículo 2° inc. 4° que la altura final de dicho módulo no debería superar la cota de 82 metros sobre el nivel del mar.

También se observó que el mismo no procede a la cobertura diaria de los residuos depositados como medida de mitigación para atenuar el impacto de la emisión de olores desagradables, generación de lixiviado, proliferación de vectores y prevención de eventuales incendios.

El 3 de octubre último fiscalizadores junto con directores se constituyeron nuevamente hasta el vertedero de manera a constatar si se cumplía o no con las medidas que habían sido sugeridas por el ente ambiental para la extinción del incendio.

En dicha oportunidad, se constató que no se había llegado a extinguir totalmente el fuego, observándose focos que se reavivaban por el viento, debido al mal manejo del funcionamiento del relleno sanitario, evidenciando el incumplimiento de las medidas de mitigación solicitadas por el MADES.

Anteriormente, la empresa Empo ya había sido sumariada tras el voraz incendio que duró al menos cuatro días y que dejó al descubierto que la empresa no contaba con sistemas de seguridad para evitar siniestros o para contenerlos.

A través de un comunicado, Empo asegura que“claramente una vez más estamos ante un grosero atropello, esta vez sacrificando incluso derechos constitucionales para continuar con el libreto que llevan adelante para destruir nuestra empresa”, por que el Mades no esperó la respuesta al primer sumario para iniciar el segundo.