Hidroeléctricas y Senabico se unen a la lucha contra los incendios

En un esfuerzo por controlar la alarmante situación y ante la escasa logística del sector público, las Binacionales han anunciado una donación de móviles para el combate a los incendios. También la Senabico pone a disposición aeronaves que fueron decomisadas.

El presidente Mario Abdo Benítez confirmó que las binacionales de Itaipu y Yacyreta entregarán cinco camiones cada una, con una capacidad de transporte de entre 10.000 a 20.000 litros, que se destinarán al combate de los incendios.

En cuanto a transporte aéreo, la Dirección de Aeronáutica Civil (Dinac) tiene preparados dos aviones Air Tanker 800, mientras que la Secretaría de Bienes Comisados (Senabico) puso a disposición tres aeronaves, un bimotor y dos monomotores.

Sobre el combate aéreo, el ministro de Emergencia Nacional, Joaquín Roa, sostuvo que las condiciones climáticas no permiten aún los despegues. Adelantó que cuando esté permitido, los aviones de la Dinac irán a la ciudad de Gral. Bruguez y a Altos, donde este viernes se registró el principio de un incendio.

“Estamos recibiendo la cooperación de todas las instituciones del Gobierno y acompañamiento de la sociedad civil”, dijo Roa, y agregó que también empresas han puesto toda su flota de móviles a disposición, como fue el caso de un emblema de combustibles; también destacó las donaciones de la ciudadanía, de agua y alimentos para los bomberos voluntarios.

Instituciones como la Policía Nacional, el MOPC y la Essap han puesto a disposición móviles para el transporte de agua y la producción de cortafuegos en zonas rurales. Las tareas movilizaron a los cuerpos de bomberos voluntarios, bomberos de la Policía unos 200 miembros de las Fuerzas Armadas, funcionarios de la SEN y otros equipos de instituciones del Estado.

Desde hace 6 días se viene trabajando intensamente en apagar los distintos incendios y las condiciones no climáticas no mejorarán hasta al menos la próxima semana, advirtió Roa. Exhortó nuevamente a la ciudadanía a no realizar ningún tipo de quema, sea pasturas, producto de poda, basura, fogatas, y tampoco arrojar objetos de vidrio ni colillas de cigarrillos.