MADES interviene Vertedero de Cateura y gancheros se movilizarán hasta la casa de Abdo Benítez

Tras el voraz incendio que duró al menos cuatro días en el Vertedero Municipal de Asunción, conocido como “Cateura”, el MADES intervino a la empresa EMPO SA que explota dicho lugar y encontró numerosas irregularidades en su administración. Gancheros rechazan esta intervención y anuncian una protesta frente a la casa del presidente Mario Abdo Benítez, en el barrio Republicano de Asunción.

De acuerdo a acta de intervención, se detectaron irregularidades en el manejo  de residuos y el relleno sanitario dentro del vertedero. El documento detalla que el siniestro afectó todo el módulo 3 y parte del módulo 2, en tanto el módulo 4 estaba en operación y en el módulo 1, la disposición de residuos sólidos urbanos, al momento de la intervención, se realizaba a cielo abierto y sin cobertura.

Los fiscalizadores explicaron que la operatividad del 4 va en contra de resolución 203/2020, que estipula en su artículo 2 inciso 4 que la altura final de dicho módulo no debe superar la cota de  82 metros sobre el nivel del mar.

En lo que respecta a relleno sanitario, los intervinientes notaron que la empresa no procede a la cobertura diaria de los residuos depositados como medida de mitigación para atenuar el impacto de la emisión de olores desagradables, generación de lixiviado, proliferación de vectores y prevención de eventuales incendios.

Tras esta intervención, la Dirección Jurídica del MADES estudiará posibles sanciones a EMPO a raíz de los detectado.

El Vertedero Municipal de Asunción tiene un plan de cierre definitivo, marcado el 31 de mayo de 2022, solo hasta ese día podrá recibir basuras.

GANCHEROS ANUNCIAN PROTESTA

Tras el anuncio de posibles sanciones, los gancheros, trabajadores informales que reciclan basura dentro del vertedero, organizaron una protesta y adelantaron que marcharán hasta la casa del presidente Mario Abdo Benítez, quien reside en el barrio Republicano.

“La situación es grave porque es nuestro trabajo lo que está en juego. Se tiene que ver también la parte social, no hay otra fuente trabajo en el Bañado «, expresó a Ñandutí Gumercindo Galeano, ganchero de Cateura.