Persiste una fuerte humareda tóxica en el Vertedero Municipal

Los bomberos voluntarios, en colaboración con las Fuerzas Armadas y varias dependencias del Gobierno, lograron sofocar ayer el incendio en el Vertedero Municipal de Asunción, sin embargo a estas horas aún persiste una humareda altamente tóxica, que irá disminuyendo conforme se realicen los trabajos de enfriamiento.

Tras el infierno que duró días, hoy la actividad en el Vertedero se encuentra reducida, aunque aún se observa camiones recolectores depositando desperdicios en áreas no afectadas por el fuego. El ingreso de los gancheros, trabajadores informales que se dedican a buscar elementos reciclables, está prohibido debido al humo tóxico que sigue emanando de la zona den incendio.

Durante el fin de semana se realizó una combinación de fuerzas para poder acabar con las llamas, los bomberos voluntarios trabajaron en coordinación con la Brigada de Incendios Forestales de la Secretaría de Emergencia Nacional, se unieron militares de las Fuerzas Armadas y también los modernos carros de bomberos de la Dinac, en un esfuerzo sobrehumano que logró el milagro de contener el fuego.

Ivo Brun, director de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Asunción, dijo a GEN que aún no se pude cuantificar el daño porque los trabajos todavía van a seguir en el vertedero. En estos momentos bomberos, personal de la SEN y militares trabajan en el enfriamiento total del lugar, lo que causa la humareda, que debido a su toxicidad y densidad, es perjudicial para el sistema respiratorio y para los ojos.

Durante la peor parte del incendio este domingo, el Ministerio de Educación habilitó las instituciones educativas de la zona para el traslado de las personas que fueron evacuadas. Actualmente hay 42 familias que se encuentran en el albergue transitorio de la escuela Ignacio A. Pane, ya que residían muy próximos al vertedero.