Provisión de agua potable está en riesgo a causa de la bajante del río

La sequía y el histórico descenso del río Paraguay a niveles que no se registraban hace casi medio siglo, podrían causar un desabastecimiento de agua potable, por lo que la Essap puso en marcha un plan de contingencia para asegurar la provisión esta temporada.

Carlos Antonio López, gerente general de la Essap, dijo a Radio 1000 que “hay una bajante pronunciada del río que no se da hace 40 años” y que “los pronósticos no son buenos por la poca lluvia prevista”.

Sostuvo que recién en diciembre comenzarían las lluvias, pero “eso tarda cuatro meses para llegar a Asunción”, por lo que la aguatera estatal activó un plan de contingencia para garantizar el servicio.

“Vamos a colocar unas bombas aductoras en el lecho del río y ahí vamos a alimentar al pozo de succión de nuestra estación de bombeo agua cruda. Con eso mantendríamos el caudal de tratamiento que tenemos”, detalló.

Así también anunció que se están construyendo siete plantas móviles que se van a instalar en el puerto de Asunción, otra en Sajonia, una en Villa Jardín-Limpio, y otra en Emboscada, para que no se produzca desabastecimiento en el verano.

“Nosotros vamos a tomar todas las providencias que el caso requiere para que no ocurra problemas por la bajante del río”, sentenció.