Limpian predio de excervecería, donde una niña había sido violada

La Comuna capitalina realizó una limpieza del predio de la ex Cervecería Paraguaya debido a la contaminación del lugar y la inseguridad. El sitio, aguantadero de adictos y delincuentes, fue escenario de la violación de una niña indígena en enero de este año. El propietario adeuda impuestos a la Municipalidad desde hace 9 años.

El concejal Álvaro Grau (PQ) expresó que han encontrado adictos dentro del sitio cuando realizaron los operativos durante esta semana. También había carteras tiradas lo que demuestra que el sitio es utilizado como escondite por tortoleros.

Incluso había una mujer que salió casi desnuda y aparentemente bajo los efectos de las drogas, relató.

«Esto está cayendo mientras que la empresa no tenga la delicadeza de al menos colocar portones para que no sea utilizado como aguantadero», criticó.

Agregó que se encontraron en el suelo tapabocas, botellas de alcohol, colas de cigarrillo e incluso restos de fogatas.

Indicó que como dueño figura Casco Antiguo SA. Esta debe G. 1.600 millones de guaraníes en materia de impuestos desde el 2011.

El 28 de enero de este año una niña indígena fue llevada a la fuerza a ese predio y violada por un adicto, que luego la maniató y la dejó abandonada. Días después la Policía detuvo a un hombre de 38 años como principal sospechoso.

Tras el macabro hecho, el predio ya había sido limpiado y desde la firma propietaria se prometió que todos los accesos al mismo serían cerrados para evitar hechos similares, pero la promesa nunca fue cumplida.