Como en Acosta Ñu, hoy muchos demuestran su patriotismo ante el Covid-19

Aunque sea la minoría, muchos paraguayos demostraron su patriotismo y su entrega al ofrecer un plato de comida a los que más lo necesitaban durante los peores momentos de la cuarentena a causa de la pandemia, situación que nos recuerda la entrega de los niños, que combatieron en la batalla de Acosta Ñu, de acuerdo a la visión del promotor cultural y docente Papu Almide Alcaraz.

En la cruenta batalla de Acosta Ñu, una de las más crueles de la Guerra de la Triple Alianza, miles de niños, mujeres y ancianos combatieron cuerpo a cuerpo con el ejército enemigo, es decir utilizaron lo poco que tenían como armas y ofrecieron lo único que les quedaba para defender la patria: sus propias vidas.

Hoy, a pesar de ser un panorama distinto y aunque se cuenten con recursos, hay una minoría paraguaya que demuestra su patriotismo entregando lo poco que tiene para ofrecer a los más necesitados al menos un plato de comida en una situación tan difícil para la economía a causa de la pandemia, resalta el docente Papu Almide.

El profesor Papu Almide Alcaraz.

“Hoy tenemos muchas herramientas, elementos y políticas o acciones para sobrellevar la situación, pero no se está dando, parece que no hay patriotismo real, un patriotismo de entrega verdadera que seguimos buscando en nuestros gobernantes”, expresa.

“El más pobre ayuda al que menos tiene, eso es único y loable de ver en los paraguayos, hay que reconocer este gesto”, resalta.

Este domingo se conmemora el Día del Niño en Paraguay, fecha que está fundamentada en dos aspectos – cuenta Almide – por un lado el recuerdo de la batalla de Acosta Ñu, donde miles de niños combatieron y por otro, celebrar la inocencia de nuestros niños, “la posibilidad de poder jugar con juguetes reales, no con armamentos y lanzas como ocurrió ese 16 de agosto”.

Almide Alcaraz preside la Asociación Cultural Yukyty, formada por ciudadanos de Eusebio Ayala que trabajan en mantener vivo el recuerdo de los Niños Mártires de Acosta Ñu.

Recuerda que en el 2014 realizaron la “Caminata de las 3000 bandeas” para recordar a los 3000 niños de aquella sangrienta batalla. En un recorrido de 17 kilómetros, 3000 personas llevaron ondeando banderas paraguayas en representación de aquellos mártires.

Actualmente trabajan en la identificación de los niños que murieron en esa batalla. Actualmente lograron conseguir 800 nombres que pronto serán divulgados en un libro. Los niños que combatieron provenían de al menos 50 ciudades, como Villarrica, Asunción, Villeta, Guarambaré, Luque, Lambaré, Piribebuy, Pilar, entre otros.

Niñas danzan durante la celebración del Chipa Rape.

La asociación también logró instaurar el día de la Chipa, que se celebra el segundo viernes de agosto, es decir hoy, en el cual se reivindica al alimento como un elemento clave fundamental de la tradición paraguaya.

Además son emprendedores del Chipa Rape (Camino de la Chipa), evento tradicional de la ciudad de Eusebio Ayala, en el cual se recorren siete chiperías y se recuerda su historia, además se narran vivencias de las chiperas, entre otras varias actividades culturales en torno al tradicional alimento paraguayo.