Explosiones en Beirut: Más de 100 de muertos, unos de 4 mil heridos y alrededor de 300.000 personas sin casa

Más de un centenar de personas murieron, una cifra superior a 4.000 resultaron heridas y aproximadamente 300.000 quedaron sin viviendas tras las enormes explosiones registradas ayer en Beirut, que devastaron barrios.

El último balance provisional de la Cruz Roja computa más de 100 personas fallecidas y más de 4.000 han resultado heridas, según informa la agencia de noticias AFP.

Marwan Aboud, gobernador de Beirut, sostuvo que al menos 300.000 personas se quedaron sin domicilio debido a los daños, que estimó en más de 3.000 millones de dólares y que afectaron a más de la mitad de la capital, de unos dos millones de habitantes.

Las autoridades indicaron que unas 2.750 toneladas de nitrato de amonio, almacenado «sin medidas de seguridad» en el puerto de Beirut, son el origen de la potente explosión, las peores ocurridas en la capital libanesa. «La situación es apocalíptica, Beirut jamás ha vivido esto en su historia», consideró el gobernador.

«Parecía un tsunami, o Hiroshima […]. Fue un verdadero infierno, algo me golpeó en la cabeza, y todos los objetos comenzaron a volar a mi alrededor», contó a la AFP Elie Zakaria, un habitante del barrio de Mar Mikhail, famoso por sus bares nocturnos y que se encuentra frente al puerto.

Socorristas, con la ayuda de agentes de seguridad, buscaron durante toda la noche a supervivientes o cadáveres atrapados bajo los escombros. Las operaciones continúan hoy.

Los hospitales de la capital, confrontados a la pandemia del nuevo coronavirus, están saturados. Los residentes, heridos, tuvieron que recorrer centros sanitarios toda la noche para pedir ser ingresados.

El primer ministro, Hasan Diab, decretó para este miércoles un día de duelo nacional y prometió que los responsables rendirán cuentas. “Es inadmisible que un cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2.750 toneladas, se halle desde hace seis años en un almacén, sin medidas de precaución. Esto es inaceptable y no podemos permanecer en silencio», declaró el primer ministro ante el Consejo Superior de Defensa, según un portavoz.

El nitrato de amonio es una sal blanca e inodora que se utiliza como base para muchos fertilizantes nitrogenados en forma de gránulos, aminonitratos, altamente solubles en agua. Pero también se usa para fabricar explosivos y ha causado varios accidentes industriales.

Una fuente de los servicios de seguridad indicó a la AFP que el nitrato de amonio había sido incautado en un barco averiado hace seis años y colocado en el almacén número 12 del puerto, «sin ningún seguimiento».

Fuente: AFP