Grave denuncia contra titular del MAG: Vinculan a Friedmann con empresa que operaba en licitaciones cuando era gobernador

El actual ministro de Agricultura, Rodolfo Friedmann, es acusado por un exsocio comercial de haber aportado G. 1.700 millones en concepto de capital operativo a una SA, a cambio de quedarse con el 80% de las utilidades de la empresa que ganó millonarias licitaciones cuando era ejecutivo departamental.  

Una investigación del diario La Nación pone en el ojo de la tormenta al ministro Friedmann, en un negociado de enormes proporciones cuando era gobernador de Guairá. Hugo Alexander Torales Viveros, quien era accionista de la empresa Eventos y Servicios SA (ESSA), contó que lograron ganar todas las licitaciones cuando Friedmann estaba al frente de la Gobernación.

Una serie de audios publicada hoy en el citado medio ponen al descubierto la manera en que operaban con las licitaciones para proveer alimentos a las instituciones educativas del cuarto departamento. Torales Viveros decidió hacer públicas las conversaciones, ya que desea recuperar su empresa.

ESSA fue creada por Ever Noguera, actual diputado, quien en 2016 vendió sus acciones a Torales – ya accionista de la empresa – pues que se lanzaba a la política.

Torales comenta que cuando la empresa ganó la primera licitación en la Gobernación de Guairá, el por entonces gobernador Friedmann se ofrece como capitalista bajo la condición de que la empresa solo reciba el 20% de la rentabilidad, el 80% se lo quedaría él por el capital que ofrecía.

A medida que la empresa iba generando ingresos, Friedmann pone otra condición a la empresa, que personas de su confianza, como su banquero y su contador, sean los que manejen el sistema operativo de ESSA, para así tener un control total sobre el dinero.

Hugo Alexander Torales Viveros, quien aparecía como representante legal y firmaba los contratos con el propio Friedmann, siendo éste gobernador. Foto: La Nación
El denunciante, Hugo Alexander Torales Viveros, exsocio del actual ministro del Agricultura. (foto: La Nación)

El empresario relata en una entrevista que conoció a Friedmann de casualidad y que más bien era conocido de su hermano, y como Villarrica es pequeña, varias veces terminaron manteniendo alguna charla.

Sostiene, siempre según la publicación del citado diario, que fue víctima de un caso de estafa, lo que se traduce en problemas con las entidades bancarias con las que trabajaba la empresa, situación que afectó al capital de Friedmann, quien lo responsabiliza a Torales como presidente de la compañía.

Torales refiere que una auditoría demostró que hubo falencias en el procedimiento bancario, y que el trabajo de la contadora – que puso Friedmann – no hizo su trabajo por unos siete meses, lo que causó la desestabilización interna.

Asegura que fue un golpe para dejarlo fuera de ESSA. Luego Álvaro Alfaro, primo hermano de Friedmann, se hace cargo de la empresa.

Como dato bochornoso, comenta que una reunión en torno a este conflicto se realizó en el propio Ministerio de Agricultura y Ganadería, en el despacho de Friedmann y lo amenazan con “fundir su vida”. Finalmente las presiones hicieron que transfiera todas sus acciones a la esposa de Alfaro, Lilian.

Dijo que tomó la decisión de hacer público todo el asunto luego de que recibiera amenazas de meterlo preso, tanta fue la persecución que recibió que incluso tuvo que ocultarse medio año en Estados Unidos.

En otro momento de la entrevista, Torales afirma que en los audios de las conversaciones con Friedmann se detalla la integración del capital operativo, los detalles sobre la repartición de las utilidades y otras cuestiones, que dan veracidad a su testimonio.

Fuente: La Nación