Brasil se acerca a los dos millones de casos de covid-19

En 24 horas, Brasil reportó 39.924 casos positivos del nuevo coronavirus, con lo que la cifra total en el país se acerca a los dos millones, entre los cuales se encuentra su propio presidente, Jair Bolsonaro. La cantidad de muertos ya supera los 75.000.

El más reciente informe del Ministerio de Salud de Brasil reporta que ya se registran 75.366 muertes por la pandemia y 1.966.748 casos confirmados de covid-19, según informa la agencia EFE.

Se tiene computado un promedio de 35.000 nuevos casos diarios, por lo que se espera que Brasil supere los 2 millones de contagiados hoy mismo, consolidando así al país como uno de los nuevos epicentros globales de la pandemia, segundo país en el mundo con más infectados y muertes detrás de Estados Unidos.

El boletín también informa que 1.255.564 pacientes ya se recuperaron del virus, casi el 64 % del total de los contagiados, mientras que 635.818 pacientes siguen bajo atención médica (32,3 %).

Además existen 3.877 muertes bajo sospechosa de haber sido provocados por el coronavirus que aún están siendo investigados.

De acuerdo con el Ministerio, con los datos acumulados hasta este miércoles, Brasil tiene una incidencia de la enfermedad de 935,9 casos por cada 100.000 habitantes y una tasa de mortalidad de 35,9 fallecimientos por 100.000 habitantes.

El promedio de muertes diarias en la última semana se ubicó en un récord de 1.056, con un crecimiento del 8 % frente al de hace 14 días, mientras que en lo que va de esta semana el número de fallecidos ha sido superior al de la semana pasada.

Pero mientras que el número de casos y muertes comienza a caer en algunos estados, como en Río de Janeiro (el tercero más afectado con 134.449 contagios y 11.757 fallecidos) y se mantiene prácticamente estable en otros, como Sao Paulo (el más afectado con 393.176 contagios y 18.540 fallecidos), la pandemia gana fuerza en las regiones sur y centro-oeste del país.

En los estados de Paraná (sur) y Mato Grosso (centro-oeste), que hasta ahora parecían relativamente a salvo, el avance de la pandemia ya comienza a generar alertas y a obligar a las autoridades a adoptar nuevas medidas preventivas.

En Brasil, un país con dimensiones continentales y 210 millones de habitantes, el virus avanza a velocidades diferentes en cada estado y los números permanecen altos pese a que las regiones inicialmente más afectadas ya pasaron por el pico de la curva de contagios.